Instructivo para profesores de la Iglesia Chica

Nuestra convicción es:

Que todos los niños han sido creados por Dios, como dice Salmos 139:13, “Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre”, por lo que cada niño tiene valor y dignidad intrínseco, al tener la imagen de Dios en ellos como dice Genesis 1:27.

Reconocemos, no obstante, que los niños son pecadores y que la imagen de Dios en ellos esta difusa y corrompida, pero no perdida totalmente, al igual que en los adultos. Por eso Romanos 12:9 dice que; “Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron”.

Esto significa que sus pequeños corazones no aman a Dios ni se someten a él como deberían, y por tanto están igual que cada persona en el mundo, enemistados con Dios y condenados por sus propios pecados. Esto hace que ellos estén necesitados de un salvador igual que cualquier adulto.

Por eso queremos que la iglesia chica sea el lugar en donde los niños se encuentran con Cristo cada semana quien es el único medio de reconciliación con el Padre, para que así puedan ser reconciliados con él y empiecen a vivir una vida nueva, confiando en el Señor, disfrutando de su amor y cuidado y haciendo famoso su nombre.

También creemos y enfatizamos que los principales responsables de la vida espiritual del niño son los padres, y no la iglesia. Cada padre o madre es el primer responsable de guiarlos por el camino del señor, por eso Deuteronomio 6:4-9 dice; “Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor.  Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.  Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades.” Con todo esto queremos decir que juntos, padres e IJEC, podemos ser de gran ayuda para el niño para que crezca en el conocimiento de Dios, y que pueda conocer, amar y servir al Señor con alegría, trayendo gloria a su nombre, alegría a sus padres y fruto del evangelio a la iglesia y su propia vida.

Algunas Cosas Generales a Saber:

  1. Los niños estarán sentados con los padres hasta el tiempo de avisos. Queremos que aprendan la dinámica de la reunión dominical.
  2. La iglesia chica tiene dos personas responsables de coordinar y supervisar el trabajo y la enseñanza de la ichica. Temporalmente serán Benjamin Curin y Giselle Lagos.
  3. A cada persona que ayude en el trabajo con niños se le pedirá el documento, “Consulta inhabilidades para trabajar con menores de edad”, que entrega el registro civil. Esto para saber si legalmente está habilitado al trabajo con niños. Esto es confidencial, pero de no ser apto no se le permitirá servir en ese ministerio.
  4. Hay dos clases. De 1-3, y de 4-8. Unos estarán en la sala de abajo y los otros arriba para enfocar mejor la dinámica de la clase.
  5. Los padres pueden acompañar a los niños un rato, pero es preferible dejarlos disfrutar de la clase y lo que los tíos han preparado para ellos. Los tíos lo llevaran a sus padres si es necesario.
  6. Los niños No deben llegar con juguetes a la iglesia chica.
  7. Los profesores buscaran rápidamente a los padres cuando el niño(a) necesite el baño. A menos que el niño(a) pueda solito.

¿Qúe necesita saber y hacer el Profesor?

¿Qué hacer antes de la clase?

📕 Consigue el libro y material para la clase que te tocará dentro de las semanas que vienen. (Con Benja)

 🙏Ora a Dios y pide que su Espíritu Santo te muestre la esencia del pasaje bíblico que va a enseñar. No mires en menos la enseñanza a los niños, debes depender de Dios y prepararte bien. Ora también por los niños que llegarán a tu clase.

😇Así como no hay estudiantes perfectos, tampoco hay profesores perfectos. Recuerda que, a diferencia de una clase escolar, la Iglesia Chica confía en que Dios nos provee lo necesario para enseñar a los niños, por lo que el desafío siempre es a orar por ti y por ellos, para que Dios abra sus corazones inquietos y te de amor, paciencia y creatividad.

📖 Al preparar la clase, lee el pasaje bíblico y la lección hasta que lo entiendas tú, y seas capaz de resumir la idea de manera simple. (La lección lo resume, pero intenta tu propio resumen.)

👶👶🏻 Recuerda que los niños menores de 3 años están en una etapa de exploración que les hace aprender jugando. Tus expresiones faciales y corporales les llaman la atención, y si cuentas historias ellos también necesitarán complementar esos tiempos pasivos con actividades activas (saltar, correr, cantar, etc.). Su tiempo de atención es de 3 minutos aprox., por lo que debes pensar en varias «mini» actividades que repitan el mensaje central a enseñar pero de formas variadas (visual, táctil, olfativa, gustativa, auditiva).

👧🏻🧒Recuerda que los niños entre 4 y 6 años tienen un tiempo de atención sostenida de 5 minutos aprox., por lo que piensa qué material didáctico adicional te ayudará a que los niños vean y piensen sobre la esencia del pasaje. Las actividades manuales son prácticas con ellos (dibujar, pintar, bailar, etc). 👉Desde un punto de vista pedagógico, considerar 30 a 40 minutos de clase para planificar desde que los niños salen en los avisos, hasta que termina la prédica. Piénsalo antes y ten listo e la sala todo el material que ocuparas. No el domingo en la mañana.  Lega el domingo a las 10:15 para preparar tu sala.

¿Qué hacer durante la clase?

  1. Salen a su clase al finalizar los avisos y van cada uno a su sala. Los chicos abajo y los grandes arriba.
  2. Empieza tu clase saludando y cantando la canción de bienvenida.
  3. Luego de la canción guíalos a oración inicial. (La oración es enfocada en que “podamos conocer y amar más a Jesús”) Ojo.  Tu oración debe ser corta y en lenguaje simple. Los niños disfrutan repitiendo o bien siendo voluntarios para orar. No olvides un gran ¡amen!
  4. Haz la lección ciñéndote lo más posible al material que se te entregó, especialmente el punto central de enseñanza y el objetivo central de la clase. Todo lo demás puede cambiar, pero lo esencial debe permanecer.
  5. Si un niño tiene un comportamiento que consideras de riesgo para sí mismo, otro niño o tu como profesor, debes advertirle por qué no hacerlo. (Si es tu hijo, hazlo con la misma paciencia y amor como lo harías con otros niños). Como Dios nos disciplina, nosotros también debemos disciplinar en amor, explicando concreta y brevemente qué está mal, y la consecuencia de su actuar. Anímelos a pedir perdón y no repetir su conducta. De no ver cambio, lo mejor es llevarlo con sus padres después de la 3ra ocasión de riesgo.
  6. Refuerza la enseñanza con una canción, un juego, o con la manualidad que corresponda a la clase. (Consigue antes de la clase lo que necesitaras para el canto, juego o la manualidad).
  7. Termina la clase orando y dando gracias por “el punto central de la clase” (concretamente), y éntralos a la reunión con los grandes para terminar juntos.

🙏Todo lo anterior, lo hacemos en el amor de Cristo, quien nos perdona a nosotros una y mil veces pese a fallarle cotidianamente. Trata con gracia a los niños.

Hagamos un Resúmen:

Salida del salón durante los avisos.
Al salir cada grupo va a su sala.
Bienvenida a la clase y canción de saludo.
Oración de inicio.
Lección del día junto con algo para comer juntos.
Repasa la lección con cantos, juegos o la manualidad que corresponda o creas mejor hasta entrar nuevamente al salón.

¿Qué hacer después de la clase?

🧹 Pide ayuda a los niños para ordenar el lugar, pero si no es posible ordena tu solo cuando termine la reunión, (después del café de iglesia), y deja el lugar tal y como estaba cuando llegaste. Es tu responsabilidad entregar la caja de materiales a Giselle o Benjamin.

👨‍👩‍👧‍👦 Intenta hablar con algunos de los padres de los niños sobre la reunión y lo que enseñaste. Anímalos a reforzar la enseñanza durante la semana y si hay un versículo para que los niños aprendan, dáselos también para que los ayuden.

Es muy importante que puedas explicar por qué se disciplinó al niño y se le debió llevar con sus papás si es que así pasó.

💻 Ve el Sermón que perdiste durante la semana en el Facebook de la iglesia. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *